Reserva federal

Relatos / 2002

Ediciones Ávila, Ciego de Ávila, 2002. Edición: Carmen Hernández Peña. Diseño de cubierta: Francis Sánchez. Primera Mención del Premio Nacional de Edición para Ediciones Territoriales, 2003. ISBN: 959-7069-75-X.


«Reserva federal no es un libro escrito por un poeta que se desdobla en narrador, sino por un poeta fiel a su subjetividad, que extiende sabiamente los límites tradicionales de la poesía e incorpora a ella el discurso narrativo. Lo logra —en esa misma proporción, no al revés—, con imágenes demoradas y frondosas, un tiempo por momentos circular, y una focalización múltiple de la realidad y la experiencia de los personajes. Seamos justos: aquí entramos a los cotos de un solo personaje, el poeta, que se filtra con su mirada siempre sensible al caos.

No hay casi nada nuevo bajo el sol. Recordamos textos memorables de muchos otros poetas, pero una narrativa que se acerque a nuestro presente más actual o lejano desde esa posición no abunda hoy en nuestra literatura. Y tal vez no abunde nunca, o tal vez le sea imposible abundar, porque son ejercicios de simbiosis demasiado particulares y riesgosos. Se trata, en los tres relatos de Francis, de una realidad poetizada. Con toda seguridad un relato tradicional, que seleccionara sólo el nervio, el vínculo dramático, no hubiera podido captar y transmitir esa avalancha de dudas, temores, incertidumbres, iniciaciones y especulaciones que tejen lo que constituye el complejo mundo interior del hombre. […]

Reserva federal se ubica en ese grupo de textos escritos pasados los momentos iniciales de la consternación y la sorpresa, con el reposo y la inteligencia que necesita una literatura que aspire a ir más allá de la ocasión. La realidad cubana, y cualquier otra, es mucho más compleja de lo comúnmente sospechado. A libros como Reserva federal, tal vez les corresponda el papel de evitar que lo olvidemos».

Félix Sánchez (“Las reservas poéticas del arte de fabular”)


Relato del libro:

«Nostalgias del reloj»