Murmullo bajo la hierba



Después de atacarse con saña en vida,
lo mismo Lope de Vega a Ruiz de Alarcón que este
a Lope de Vega, los huesos de ambos
se mezclaron en una misma fosa común.

(Lope:)

El Jordán de la luz mancha al Inmoble

como a trigal maduro en su crecida.

(Ruiz:)

Siento que el horizonte es nuestra herida,

la aguja en el pajar, mi alma de roble.


(Lope:)

Inicia el cielo un túnel, se resiste

contra el pecho un castillo, piedra o sueño.

(Ruiz:)

Alumbran mal las alas del pequeño

que unge su fin, arde cortés y existe.


(Lope y Ruiz:)

¿Alzamos sin saberlo este futuro

ligando sangre, sombras y estaciones?

¿Será Dios una piedra más del muro?


(Lope-Ruiz:)

Mi dolor, de tan ancho, ni se siente.

Nombro con voz de nieblas y erosiones

el cosmos entrañable, confidente.


En: Revelaciones atado al mástil (Ediciones Ávila, Ciego de Ávila, 1996).