Antología de la décima cósmica de Ciego de Ávila, Cuba

Antología / 2002

Frente de Afirmación Hispanista, México DF, 2002. Compilación y prólogo: Francis Sánchez. Prólogo: «Acotaciones urgentes a una escena de la décima». Introducción: Fredo Arias de la Canal. Pintura en cubierta: Nelson Gómez Madero.

Índice de decimistas antologados: Enrique García Pérez, Gerardo Borroto Pérez, Alfredo Valdés Álvarez, Hortensia Vega Medina, Evelio Lozada Díaz, Modesto San Gil Henríquez, Volpino Rodríguez García, Pablo Díaz Díaz, Roberto Moreno del Pozo, Evenelio Rodríguez Varona, Luis Fausto Gutiérrez Pardillo, Raúl Luis, Lucas Buchillón, Gilfredo Boán Pina, Olga Migdalia Rodríguez, Leonor Somonte Fernández, Candita Hernández Barroso, Dulce María González Massip, Angelberto Valdés Companioni, Carmen Donaire, Rolando Barrera Martínez, Everto Torres Fernández, Roberto Rivacoba, Jesús Leyva, Armando Alfonso Padilla, Roberto Manzano Díaz, Alicia Burgos, Manuel Vázquez Portal, Carmen Hernández Peña, Maritza Martínez Valdivia, Rigoberto Fernández Castillo, Ramulfo González González, Larry Morales, Rafael Solenzar, Armando López Rondón, Gualberto Domínguez Pérez, Ángel Lázaro Sánchez, Pedro Alberto Assef, Pável Poveda, Ileana Álvarez, Otilio Carvajal, Marisol García de Corte, Francis Sánchez, Hérbert Toranzo Falcón, Elías Henoc Permut, Juan Manuel Fouz Delgado.


«[…] la Antología de la décima cósmica de Ciego de Ávila es una suerte de vademécum para iniciar un ameno viaje por la estrofa a través de una de las regiones con mayor asentamiento canario en el país, que es como decir de mayor profusión decimística, pues, como se sabe, fue mucho lo aportado por ese éxodo de los venidos de sus islas a la nuestra.

En su documentado prólogo (“Acotaciones urgentes para una escena de la décima”), el antólogo, también avileño y poeta-decimista, Francis Sánchez realiza un bojeo por el transcurrir de la cultura, la poesía y, sobre todo, la décima en esa región más transparente —parafraseando al narrador mexicano Carlos Fuentes—, gracias a su fertilidad octosilábica, y no sólo agraria.

Cierto. No pocos poetas avileños incursionarían de antiguo en la estrofa y muchos otros lo harían en tiempos más recientes, una prueba de lo cual es el nutrido y bien dotado grupo de autores que hoy integran uno de los más sólidos corpus de la estructura lírica en el país. […]

Dedicada a su abuelo, a su padre y a “la memoria de todos los inmigrantes canarios”, la Antología reúne todos los autores avileños que han dedicado su obra, o parte de ella, a la décima. De ahí que también señale Francis algo decisivo y que muy bien sabemos quienes hemos tenido la suerte de visitar la hermosa región —no como turistas, sino para trabajar, colaborar—, e intimar in situ con los mencionados poetas y su Editorial Ávila, así como para conocer el enorme legado octosilábico que atesora esta antigua zona camagüeyana. Se trata de —como apunta el antólogo-—que “a través de los años la décima ha mantenido una importancia capital en el entramado cultural de la provincia».

Waldo González López (“En la distancia más pura”)


Fragmentos de este libro:

«Acotaciones urgentes a una escena de la décima» (prólogo)