Prohíben mi exposición de Poesía Visual

Foto: Los jugueticos que se exponían, en la galería del Consejo Provincial de las “Artes Plásticas”, este 4 de agosto.

Tenía la aprobación del Consejo Provincial de las Artes Plásticas de Ciego de Ávila y se realizaría en la galería Raúl Martínez, del mismo Consejo. Yo había entregado la carpeta de obras, los archivos digitales, hacía mucho tiempo, exactamente el 26 de abril de este año. El Director del Consejo,el artista Bárbaro Toranzo, personalmente me había transmitido la aprobación de los especialistas, ya había un curador asignado a la muestra, y hablamos de posibles fechas inmediatas. Con ellos había valorado incluso, facilitándoles su trabajo, cambiar el título original de la expo: “Desechos humanos”. Luego, publiqué en mi blog un anuncio de que pronto quedaría inaugurada.

Pero, entonces —según el Director del mencionado Consejo—, intervino el Director Provincial de Cultura, Virginio Menéndez Moro, quien pidió que le llevaran las obras a su oficina para valorarlas. Desde entonces, cada vez que yo acudía al Consejo ubicado en el bulevar avileño, obtenía respuestas de este tipo: “Aún no hay respuesta”, “dice que están esperando por alguien más”, “dice que todavía no hay una decisión”, “yo no sé qué pasa, porque nosotros lo vemos todo bien”. En un momento Bárbaro hasta creyó sentir un matiz positivo en un comentario del Director o de su secretaria y me pidió que imprimiera las obras de acuerdo con los formatos acordados, para montar todo en menos de una semana, pero le previne que una inversión tan cara yo prefería no hacerla sin antes tener una fecha comprometida. Ya un importante intelectual cubano había escrito las palabras del catálogo, que también yo había entregado a la institución. Hasta que, finalmente, he recibido la confirmación de que mi exposición nunca será permitida. El Director del Consejo me lo comunica visiblemente contrariado, y yo creo en parte de su angustia, pues se parece a la mía y a la de muchos.

Me he limitado a narrar sucintamente. Desde que entregué mis obras y hasta lo que va de agosto, han pasado más de cien días. Claro, de yo seguir haciéndome el despistado, quizás el proceso de censura se habría prolongado otras 500 noches. Siento el deber de hacer público este hecho.Con el proyecto de mi exposición obtuve este año el premio de una beca de la embajada de Noruega. Estaría para mí de más agregar que yo no soy súbdito en el feudo de ningún funcionario o mandamás vitalicio, así que no espero explicaciones que no me hacen falta ni tampoco unpermiso paraexistir y expresarme. Actualmente solo busco en mi mente alguna alternativa al despotismo de allá afuera, que en definitiva mi vida no ha sido otro desafío, y me trato de imaginar algún espacio libre como una grieta donde exponer en el futuro mis poemas visuales. Sólo a Dios le pido: fuerza y fe, para mí y mi familia.

Francis Sánchez

Ciego de Ávila, Cuba, 12 de agosto de 2017.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.