Archivo de la categoría: Ensayando

Utopías y distopías.  Mujer, diáspora y poesía cubana

La poesía cubana, para José Lezama Lima, se inicia con el Diario de Cristóbal Colón, “libro que debe estar en el umbral de nuestra poesía”,[1] y allí la visión de una imagen luminosa que precedió al encuentro con la isla de Cuba en el horizonte y su entrada en la historia, cuando el almirante “vio caer al acercarse a nuestras costas un gran ramo de fuego en el mar”. Lezama anota con evidente entusiasmo: “Ya comenzaban las seducciones de nuestra luz”.[2] El hecho de ubicar este origen en la perspectiva del viaje y un avistamiento ocurrido en la frontera líquida entre el mundo y las costas de la isla, sin duda obedece a la fascinación por las imágenes insulares que han predominado a lo largo de la tradición poética cubana, y para la que el investigador precisaba encontrar la referencia de un antecedente. El ser de la poesía cubana y el ser de la isla no aparecen separados en esta revelación, tal como la propone el poeta, Sigue leyendo

El país de las entrañas, entre Casal y Martí

(Foto: exactamente en Dos Ríos)

Casal es como la piedra de toque de la poesía cubana. A su contacto, cada cosa muestra el núcleo de sus propiedades y compromete su esencia. Acercarse a su fibra, es penetrar el flujo y reflujo de savias que entran y también salen desinteresadamente de la literatura nacional, no solo en el origen de la conciencia y los mitos poéticos que se fundan en el siglo XIX. A su muerte, siguió una oleada de poemas, comentarios y memorias que aparecieron en La Habana Elegante y otras publicaciones. Hay todavía quizás un interés que no es tan velado en Lezama, cuando se propone la tarea de vivir en su cercanía y comprensión, y es el de dialogar con las personalidades mayores que acompañaron a Casal a través de un largo paseo en busca de su secreto. Hay, a través de la obra toda de Lezama,  un significado y una función relacional del mito Casal. […] Sigue leyendo