Archivo por meses: Octubre 2017

El milagro de vivir aquí y ahora

​Es una bendición poder aún tenerla aquí y tan lúcida, besarla, verla leyendo –demanda y devora mis libros con orgullo y paciencia de madre–, sentir su voz en toda la casa. Ella ya no puede caminar, pero no ha dejado de presumir y celebrar la belleza de una flor en un vestido o un tiesto. Y es su mayor prueba de movilidad poder llegar siempre hasta Dios y mantenerse en conversación permanente con él, encargándole que vele por sus tres hijos que andamos entre las confusiones del mundo y de la vida.

He pasado otra vez un día completo en Ceballos, el pueblo natal, o mi único pueblo porque sigue siendo casi el único escenario de mis sueños después de dar algunos viajes por el mundo. 

Con mi tía Isela que se niega a salir en las fotos y mi primo Nelsito, repasamos muchos recuerdos. Redescubro las pequeñas plantas de sencillez inigualable. Tumbamos cocos y bebemos su agua pura. Hay por todas partes remiendos y dolores que tratamos de no ver ni grabar. Sonreímos. 

Es mi creencia que los milagros existen pero no pertenecen a un tiempo futuro ni sobrenatural. El futuro quizás no exista, pero nos rodean detalles del milagro de vivir aquí y ahora.