Archivo por meses: Mayo 2017

Mi próxima expo de Poesía Visual

Próximamente realizaré una nueva exposición de poesía visual. Sólo me falta por saber el lugar y el día en que quedará inaugurada.

Será mi tercera exposición personal. Antes había realizado Cicatrices (galería El Círculo, La Habana, 2015) y Cuba en vivo, mi más ambiciosa muestra hasta el momento, compuesta por más de treinta obras (y de gran formato) que se exhibieron en el Centro de Arte Contemporáneo DOX de Praga entre los meses de enero y abril de 2016. La próxima, será el resultado de una beca de creación artística convocada por la embajada de Noruega en La Habana durante el presente año y que gané precisamente con este proyecto.

Puede que la nueva muestra se llame Hasta que hablen las estrellas. Puede que sí. Las incertidumbres nos acompañan siempre. Este título, es un verso de una de las obras, el caligrama “La palabra abedul”, especie de dialogo con el poeta cubano Heberto Padilla, y cuyo texto forma un árbol. Creo que ese árbol de palabras de hierro funciona como el centro alrededor del que giran los signos. Invito al otro poeta, y de cierta forma me invito a mí, a descansar, a permanecer, dejando la desesperación de explicar o desenredar el dolor de vivir. Así entiendo el lenguaje de las imágenes como una verdad humana que descansa, de todo vacío y de las ansias, en la creación misma.

Ilustrando este anuncio, les adelanto uno de mis poemas visuales recientes, titulado: “La barrera humana”.

Utopías y distopías.  Mujer, diáspora y poesía cubana

La poesía cubana, para José Lezama Lima, se inicia con el Diario de Cristóbal Colón, “libro que debe estar en el umbral de nuestra poesía”,[1] y allí la visión de una imagen luminosa que precedió al encuentro con la isla de Cuba en el horizonte y su entrada en la historia, cuando el almirante “vio caer al acercarse a nuestras costas un gran ramo de fuego en el mar”. Lezama anota con evidente entusiasmo: “Ya comenzaban las seducciones de nuestra luz”.[2] El hecho de ubicar este origen en la perspectiva del viaje y un avistamiento ocurrido en la frontera líquida entre el mundo y las costas de la isla, sin duda obedece a la fascinación por las imágenes insulares que han predominado a lo largo de la tradición poética cubana, y para la que el investigador precisaba encontrar la referencia de un antecedente. El ser de la poesía cubana y el ser de la isla no aparecen separados en esta revelación, tal como la propone el poeta, Sigue leyendo